Notas caserinas
  Galería de fotos
  Wallpapers
  Publicaciones
  Historia
  Agenda
  Libro de visitas
  Chat
  El foro
  Clasificados
  Descuentos
  Comercios
  Empresas
  Profesionales
  Oficios
  Salud
  Educación
  Arte y cultura
  Cine
  Medios
  Música
  Deportes
  Tercera edad
  Teléfonos Útiles
  Datos Útiles
  Entidades
  Transportes
  Mapa
  Noticias del día
  Registrar Gratis
  Internet Gratis
  CASEROS - viernes 29 de Mayo de 2020
Desde Vigo, las noticias de un caserino.
por Jorge Alberto Iglesias Lorenzo
 



La “Noche de San Juan“ posee una especial significación, no tanto de tipo religioso, como si de festejo popular.

Independientemente de ser la noche más corta del año en el hemisferio norte, y víspera de uno de los santos más celebrados, además de la onomástica del Rey de España, también posee otro tipo de connotaciones.

Como he dicho este festejo se produce en toda España, pero mis queridos caserinos, prefiero comentarles como se vive en esta tierra, Galicia.

En Galicia cada “Noite de San Xoan” se respira un fervor por las antiguas tradiciones populares, más o menos cristianizadas que los lleva a desenvolver una serie de liturgias que giran siempre entorno a éstas creencias.

El fuego es un elemento muy importante en ésta celebración.
Es purificador.
Debido a esto la más tradicional de las liturgias consiste en la llamada “fogueira” que no es más que la acumulación de materiales inservibles y sobrantes (de fácil combustión como cajas de madera, ramas, muebles viejos, etc) que se van juntando en los días previos para preparar la monumental hoguera que esa noche se enciende a las doce de la noche.
Mientras dicha hoguera comienza a arder, la gente se reúne a su alrededor y prepara sardinas asadas que acompañan con pan de maíz y vino.

Pasadas unas horas y cuándo el fuego ya está “muy bajito” las personas suelen saltarlo pues, según la creencia, cura enfermedades y también las previene.

También se dice que las “pibas” que saltan la hoguera sin quemarse se casarán ese año.

En algunos pueblitos incluso se hace pasar al ganado por encima de las brasas para librarlo de embrujos y de envidias, pues como ya les dije anteriormente el fuego es considerado un elemento purificador.

Hay lugares donde, a la hoguera, suelen añadirle leña verde ya que ésta al quemarse produce mucho humo y ello espanta a las brujas que, según la cultura popular, en esa noche tienen mucha actividad.

También las hierbas y el agua tienen su vital importancia en ésta noche de solsticio.
Existen unos tipos específicos de hierbas (según me informé podemos hablar de: saúco, hinojo, laurel, espadañas, hierbabuena, romeo, malva, digital, codeso o citiso, helecho, aliso, artemisa, etc.) que se dejan esa noche dentro de una tina inmersas en agua.
La tina queda a la intemperie expuesta al rocío de la noche.
Al amanecer del día de San Xoan se retiran las hierbas de la tina y la gente se lava con esa agua.
Lo que se pretende con este ritual es juntar el valor de las plantas y el de esa agua purísima que es el rocío.

Otra creencia es que en esa noche la gente se puede bañar, lavarse o beber agua para curar muchas enfermedades.
Especial valor tiene la flor del agua, es decir, el agua que se recoge al salir el sol a ras de la fuente.
Quizás ese valor especial que tiene la flor del agua se deba a que, con el reflejo del sol, parece que arde.
De esa manera aparecen juntos, reforzándose, los dos elementos purificadores: el fuego y el agua.

En algunas zonas, o mejor dicho playas, las mujeres estériles se deben bañar desnudas o en camisón, esa noche, dejándose mojar por nueve olas.
El hecho de que sean nueve parece tener relación directa con el deseado embarazo.
Por otro lado, la ola, por su potencia y vaivén, es un claro símbolo masculino y fecundador.
Es por ello que la mujer tiene que estar desnuda o en camisón como cuándo está en la cama.

También las casas se preparan para la noche de San Juan.
Se ponen en sus paredes, antepechos de ventanas o en los pasillos ramos de algunas de las plantas antes nombradas para defender y amedrentar a los diablos y brujas mediante la fragancia o aroma que desprenden y que espantan a los malos olores que caracterizarían al demonio y a la brujería.

El sol posee el poder purificador del solsticio de verano y cada amanecer de San Xoan, algunas personas (las que pueden) suben a un monte cercano para verlo salir, brillante y feliz (hasta hay quien comenta que baila de contento), algo que demuestra a lo largo del día a través de su luz que tiene la duración máxima.

En la madrugada del día de San Xoan, también hay tiempo para las travesuras o bromas de no tan buen gusto: en los pueblos, los pibes suelen reunirse y recorren las calles o caminos dedicándose a desmontar cancillas o portales de casas y los van dejando tirados en terrenos baldíos cercanos, o a la orilla de algún río próximo.

Lo mismo hacen con arados o cualquier otro apero de campo con el que se puedan hacer furtivamente.
La gracia consiste en que la gente a la mañana siguiente se rían encontrándolos o viendo a sus dueños buscar sus pertenencias sin poder enojarse ya que ésta pequeña “broma” forma parte del ritual de esa noche.

Quiero hacer hincapié que ésta fiesta es una de las llamadas “pruebas” del celtismo de Galicia y de la proximidad con sus pueblos hermanos de Irlanda y la Bretaña Francesa.

Existen infinidad de estudios acerca de si los celtas poblaron realmente Galicia a lo largo de la historia o no.
Las conclusiones son contradictorias y por tanto no hay unanimidad.
Lo único cierto es que no está (a día de hoy) suficientemente probado que dicho pueblo hubiese habitado estas tierras en su itinerante camino hacia Irlanda, o al menos no se han encontrado vestigios que prueben documental y fehacientemente su existencia en ésta región.

Sí podemos resaltar las afinidades o coincidencias culturales entre Galicia e Irlanda en lo referente a la Fiesta de San Xoan, allí llamada de Beltaine.

Los elementos y los eventos son coincidentes a excepción del agua que se cree tiene su origen en las tradiciones árabes y por tanto no forman parte de éstas “casualidades” culturales a pesar de que existen algunas leyendas en Galicia de doncellas encantadas que viven en algunas fuentes y que salen esa noche a peinar sus cabelleras y a realizar miles de maravillas y que si guardan una cierta similitud a algunas leyendas irlandesas.

Celta o no, cristiana o no lo cierto es que la “Noite de San Xoan” es la expresión de un pueblo antiguo y rico en lo que hace a su cultura y que día a día enfatiza y personaliza su carácter dentro de los denominados (aquí en España) pueblos del norte.






Enviá este artículo a un amigo por e-mail.
Comentá este artículo en el foro.

Hotel Familiar
 
  SOBRE NOSOTROS
Contacto      Sugerencias      Colabora      Publicidad      ¿Quienes somos? 

@ Copyright 2001 - www.holacaseros.com
Todos los derechos reservados.