Notas caserinas
  Galería de fotos
  Wallpapers
  Publicaciones
  Historia
  Agenda
  Libro de visitas
  Chat
  El foro
  Clasificados
  Descuentos
  Comercios
  Empresas
  Profesionales
  Oficios
  Salud
  Educación
  Arte y cultura
  Cine
  Medios
  Música
  Deportes
  Tercera edad
  Teléfonos Útiles
  Datos Útiles
  Entidades
  Transportes
  Mapa
  Noticias del día
  Registrar Gratis
  Internet Gratis
  CASEROS - martes 15 de Octubre de 2019
Teatro: Pequeños Fantasmas - SANTORO
 



Cada uno pone, al final, lo que le dicta su conciencia o le permite su bolsillo.

Protagonistas
Osvaldo Santoro

Género
Drama

Miguel se entera por los diarios que van a efectuar una implosión en su escuela primaria para dar a paso a la construcción de un shopping. No sabe por qué, pero decide despedirse de aquel lugar que fue el albergue de sus mejores sueños. Su vida hasta aquí no ha sido todo lo que él esperaba. Miguel, esa mañana, llega hasta la entrada ya preparada para la voladura del lugar. Ya adentro de la escuela, Miguel se encontrará con muchos recuerdos, cuando salga de ella ya no será el mismo.

Teatro Lorange
Av. Corrientes al 1372 - Capital Federal

Jueves, Viernes, Sábados
21:30 hs.

Domingos
20:30 hs.


Al final de la función de Pequeños fantasmas, sobre el escenario de un Lorange recién recuperado para el teatro, el actor Osvaldo Santoro enfrenta a los espectadores de ojos humedecidos por la melancolía y dice: "Ustedes son partícipes de la reapertura de este teatro. Gracias".

Hay cosas que todavía crecen en la Argentina: los precios, el valor del dólar, el desánimo, los desocupados y los emigrantes. También los espectadores a la obra de Santoro y Manuel González Gil, que antes se pagaba en boletería y ahora se paga a la gorra. ¿Un signo de resignación o una salida ingeniosa? En todo caso, una forma de supervivencia.

Santoro acaba de interpretar a un personaje que —al igual que la Argentina— se mueve entre lo que es, lo que fue y lo que pudo haber sido. Y ahora les habla a los 230 espectadores: "Ustedes fijarán el precio de esta obra, de acuerdo a lo que crean que vale o a lo que puedan".

La gente sale y se acerca a los chicos que actúan en Pequeños fantasmas, los portadores de las gorras. Cada espectador pone un promedio de cinco pesos. Algunos dejan patacones o lecops. Otros, cartas con pedidos de disculpas por no contar con el dinero suficiente. Todos agradecen.

"El secreto de presentar una obra a la gorra es que sea buena. Darle el crédito a la gente, para que pague de acuerdo a su juicio", dice. Pequeños fantasmas, una pieza nostálgica elogiada por la crítica y los espectadores, empezó en el Multiteatro a 20 pesos y luego bajó a 15.

A la gorra, cada espectador deja un promedio de $ 4,90, "un 15 o 20 por ciento menos que lo que habíamos calculado".
Pero empezó con 80 espectadores y, a los dos días, llegó a los 230. Ahora, los sábados, ya está superando los 450.

Santoro —que interpreta a un médico que regresa a su escuela primaria poco antes de que el edificio sea demolido— asegura que lo hace muy feliz trabajar a la gorra. "De los griegos para acá, el teatro siempre mantuvo su función social. Y en un momento crítico como éste, yo siento que es una suerte el poder darle teatro a aquel que lo necesita. Cualquiera puede venir a ver ahora Pequeños fantasmas: desde el escenario se percibe ese agradecimiento".

Luego, comenta que una pareja dejó 50 pesos: más de lo que hubiera tenido que pagar por ventanilla. "Así, si lo desean, los que pueden pagar una entrada bancan a los que no pueden poner más de uno o dos pesos. En cuanto al tipo de espectadores, todavía no vi nuevos. Más bien vi a gente de clase media que antes iba al teatro y ahora no puede" . Una pareja que responde a esa descripción se acerca, le agradece, lo elogia y se va feliz, aun en medio de la crisis.


Dejá el comentario de esta nota en el foro, hace click aquí.


Enviá este artículo a un amigo por e-mail.
Comentá este artículo en el foro.

Hotel Familiar
 
  SOBRE NOSOTROS
Contacto      Sugerencias      Colabora      Publicidad      ¿Quienes somos? 

@ Copyright 2001 - www.holacaseros.com
Todos los derechos reservados.