Notas caserinas
  Galería de fotos
  Wallpapers
  Publicaciones
  Historia
  Agenda
  Libro de visitas
  Chat
  El foro
  Clasificados
  Descuentos
  Comercios
  Empresas
  Profesionales
  Oficios
  Salud
  Educación
  Arte y cultura
  Cine
  Medios
  Música
  Deportes
  Tercera edad
  Teléfonos Útiles
  Datos Útiles
  Entidades
  Transportes
  Mapa
  Noticias del día
  Registrar Gratis
  Internet Gratis
  CASEROS - miércoles 11 de Diciembre de 2019
Buenos Días Caserinos (desde Vigo - España)
por Jorge Alberto Iglesias Lorenzo
 



A FESTA DA HISTORIA en Ribadavia (Ourense).

Buenos Días Caserinos.

Hoy quiero comentar con Uds. Una pintoresca celebración que se lleva a cabo cada último fin de semana del mes de Agosto en Ribadavia.

RIBADAVIA es una pequeña población que dista de Vigo unos 65 kilómetros (más o menos) y está situada al oeste de la provincia de Ourense (próximo al límite con la provincia de Pontevedra).

En ella se festeja cada último fin de semana de Agosto la llamada “Festa da Istoria”.

La "Festa da Istoria" recuerda, año tras año, la historia de la villa y su comarca, acercando al presente las tradiciones y vivencias de épocas pasadas en una recreación medieval en donde se encuentran representadas las distintas culturas, religiones, oficios y clases sociales de aquella época.

No hablamos sólo de una fiesta que se celebra en un día determinado, no. Es más que eso.

A lo largo de todo el año una Coordinadora Vecinal (formada por el propio pueblo) se encarga de llevar a cabo diversas actividades, organizando cursos, talleres artesanos, recuperación de juegos populares, exposiciones, etc., posibilitando así el enriquecimiento cultural de la comarca.

Es indudable que toda ésta actividad antes mencionada se resume en la llamada "Festa da Istoria” (joyita de su particular corona) y para ello no se escatiman los esfuerzos finales que, por otra parte, luego ven recompensados por los distintos reconocimientos a nivel regional, estatal e internacional:
como la Declaración de dicha fiesta de Interés Turístico Nacional.

Hemos de añadir como anécdota que ésta villa fue poblada en la época medieval por una gran colonia judía, quienes se asentaron por éstas tierras hasta la época de los Reyes Católicos en que fueron perseguidos y desterrados de Galicia y de España.

De ello uno se percata en algunas de las actividades que nos encontramos en la “Festa da Historia”.

En los días previos se van engalanando las calles y los accesos al pueblo para recodarnos aquellas celebraciones que muy de cuándo en cuándo distinguían al resto de la rutinaria y pobre vida de la época.



Los visitantes que quieren asistir y participar activamente de la celebración pueden alquilar trajes de época para así no romper el encanto que representa éste trabajo majestuoso y casi cinematográfico que es recrear una parte, lejana en el tiempo, de la historia.

Ya en el propio día de la fiesta se habilita el llamado “Banco de la Alhóndiga” que funciona desde la 10 de la mañana y hasta las 10 de la noche, donde los visitantes y las gentes del lugar que quieran asistir a la fiesta y pagar las distintas consumiciones y compras deben cambiar el dinero de curso legal (el euro), por el dinero oficial válido en cualquier rincón de Ribadavia, ese día, “EL MARAVEDI”.



Al final de la fiesta se les reitegran sus euros a cambio de la devolución de los maravedies.
A lo largo de ese día y como en toda fiesta de época que se precie se llevan a cabo competiciones, demostraciones, torneos, juegos, exposiciones, etc. además de los consabidos puestos de venta de productos artesanales.

Por ejemplo:
Tiene lugar una competición de TIRO CON ARCO con arqueros profesionales y a continuación la participación de los asistentes para demostrar su puntería.



Demostraciones de CETRERÍA (o el arte de adiestrar aves de presa para la caza: halcones, aguilas, azores y buhos reales).



También podemos admirarnos contemplando la disputa de un TORNEO MEDIEVAL con nobles y caballeros según las normas de la época.



Un juego de AJEDREZ (viviente), donde cada habitante de la villa se hace imprescindible en la partida.



Existen puestos de exposición de oficios de ese tiempo que se pueden admirar durante toda la jornada o exposiciones sobre diversos utensilios, herramientas, armas, etc. utilizados por aquel entonces.



No podía faltar tampoco una BODA JUDIA en tamaño día de fiesta



con rabino y cánticos sefardíes incluidos y los bailes de época a cargo de un grupo de Ribadavia quien demuestra con su actuación que tipo de bailes se celebraban en el medioevo.



La necesidad de usar traje de época se hace obligatoria para poder acceder al castillo y así no desentonar en la ambientación que se pretende crear.



Y ya para acabar la jornada que mejor último recuerdo que participar en una cena medieval llevada a cabo en el interior de una iglesia (Iglesia de la Magdalena) en pleno casco histórico de la ciudad.



Como ven es una fiesta distinta, que nos traslada en el tiempo, y nos hace olvidar el estresante ritmo de vida que padecemos, y nos hace disfrutar un poco de una cultura, una forma de vida y una gastronomía que hoy por hoy no está muy a nuestro alcance.




Además debo decir en honor a éstas gentes que cada día del año es para ellos un reto en el que deben estudiar, mejorar, perfeccionar, adaptar y seguir estudiando para seguir ampliando esa galaxia medieval que ellos mismos con sus manos, su imaginación, sus medios y su grandísima voluntad han devuelto a la vida y que al fin y al cabo nos es más que un pequeño renglón en el libro de la historia de la humanidad.

¡Que disfruten las fotos!.

¡SALUD caserinos!.





Enviá este artículo a un amigo por e-mail.
Comentá este artículo en el foro.

Hotel Familiar
 
  SOBRE NOSOTROS
Contacto      Sugerencias      Colabora      Publicidad      ¿Quienes somos? 

@ Copyright 2001 - www.holacaseros.com
Todos los derechos reservados.