Notas caserinas
  Galería de fotos
  Wallpapers
  Publicaciones
  Historia
  Agenda
  Libro de visitas
  Chat
  El foro
  Clasificados
  Descuentos
  Comercios
  Empresas
  Profesionales
  Oficios
  Salud
  Educación
  Arte y cultura
  Cine
  Medios
  Música
  Deportes
  Tercera edad
  Teléfonos Útiles
  Datos Útiles
  Entidades
  Transportes
  Mapa
  Noticias del día
  Registrar Gratis
  Internet Gratis
  CASEROS - miércoles 16 de Octubre de 2019
Pensamientos y deseos de Navidad
por Jorge Alberto Iglesias
 



Pensamientos y deseos de Navidad

Hola caserinos y vecinos: ... y llegó Diciembre, el último vagón del expreso 2003. Un año cargado de fuertes emociones además de sorpresas buenas y malas (más malas que buenas).

El mes del consumismo por excelencia, incrementado en el hemisferio austral por el simple hecho de coincidir con la estación estival.

Algunas familias celebrarán éstas fiestas navideñas por todo lo alto.

Bastantes otras lo harán con cierta moderación o incluso con austeridad.

Pero muchas más familias NO lo podrán festejar. Sencillamente por su extrema necesidad, su falta de medios económicos.

En muchos casos los justos o ya de por sí los escasos para poder mantener la mínima alimentación diaria de sus hijos y la suya propia.

A veces tomando unos mates comento con algún que otro amigo, porque carajo Cristobal Colón no siguió la misma ruta que otros muchos de sus contemporáneos para comerciar. Tal vez el destino hubiera querido que otro en su lugar hubiese llegado al nuevo continente. Quizás muchas enfermedades pudieron ser neutralizadas a través de los tiempos gracias a haber sido descubiertos y a los progresos de la ciencia, pero: ¿nunca se preguntaron que hubiera sido de América sino hubiese sido descubierta por los europeos?, ¿Cómo la llamaríamos hoy en día?, ¿Cómo serían nuestras formas de vida?, ¿Habríamos nacido muchos de nosotros donde lo hicimos?, ¿Qué tipo de límites geográficos tendríamos?, ¿Cuales serían nuestras situaciones políticas?, ¿Que tipo de sistema económico usaríamos?, ¿Se parecerían en algo nuestros tipos de sociedad a los de hoy en día?, ¿Cómo sería la familia en sí según todo lo preguntado?.

Me podría pasar todo el artículo haciendo preguntas y más preguntas, pero volviendo al tema, solamente quería lamentarme de la realidad.

Hoy, a duras penas Uds. intentan salir del gran agujero de hace dos años. Pasan los días, los meses, los años, los gobiernos, pero lo que fue muy fácil de destruir, ahora cuesta mucho tiempo, esfuerzo, sudor y lágrimas volver a reponer, a reconstruir.

Mientras el mal llamado “progreso” campa a sus anchas con sus prisas implantadas en la sociedad a través de sus “modernos inventos” y el capitalismo “parece” ser el menos malo de los sistemas con su fría mirada acerca de la productividad, los resultados y el aprovechamiento integral de los recursos humanos y técnicos.

Pero a pesar de todo, vuelvo a insistir: estamos en época navideña, nos hablan del espíritu navideño que “según nos dicen” debe reinar en éstos días. Olvidar los odios, los rencores, recordar a nuestros seres queridos deseando que vuelvan a casa por éstas fechas, reflexionar sobre lo hecho y lo que tenemos por intención hacer durante el año venidero.

Paseas por las calles de tu ciudad y no haces más que ver a uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ... Papás Noeles, y cientos de Reyes Magos en caballos, colectivos, barcos, aviones, a pie,... y que sé yo.

Y mirás para los pibes pobres como observan deseosos a los pibes ricos porque éstos llevan unos juguetes muy lindos y muy modernos, cuándo ellos no han recibido NADA. Y entonces se preguntan: ¿fui tan malo para no recibir ningún “chiche”?. ¿Papá Noel y los Reyes sólo se acuerdan de los chicos con plata?, y con el transcurso del duro tiempo que les toca vivir pierden la esperanza y la fe en la época navideña, y la candidez, y la inocencia de ser niño.

Por contrapartida mirás para los pibes de familias pudientes y cada año a más corta edad les sesgan la ilusión de que llegue la Navidad para que Papá Noel y/o los Reyes Magos pasen a dejar sus regalos por haber sido buenos el resto del año ya sea porque “alguien” se encarga de descubrir la realidad, porque con tantos “dobles” por la calle se comienzan a preguntar ¿cómo pueden estar en tantos lugares al mismo tiempo?, o porque la “modernidad y el progreso” les inculcan productos e ideas que les llevan a querer crecer casi de forma artificial (antes de tiempo).

Cada año acabamos antes con la inocencia de los niños, ya sean pobres, menos pobres o ricos, como diría Mafalda, no los dejamos “ejercer de hijos” o de niños, que para el caso me da igual.

No sería más práctico vivir menos deprisa, dejar que los hijos sean niños mientras estén en esa tierna edad, y mantenerles las ilusiones para que luego perdure esa tradición generación tras generación. En esencia ese sería el mejor espíritu navideño, EL FAMILIAR, sin economías ni consumismos puros y duros de por medio.

El espíritu navideño (entiendo yo), debiéramos mantenerlo los doce meses del año. En casa, en la calle, en el trabajo, con los amigos, con los compañeros, con los desconocidos y no durante unos pocos días del año por interés de unos pocos para su beneficio económico a cuenta de unos muchos.

El ser humano, mis queridos caserinos y vecinos, es muy imperfecto, tiene virtudes, pero también muchos vicios. Y sólo en casos muy muy muy extremos demuestra su verdadero lado humano.

No nos olvidemos éstas Navidades, en el momento de alzar nuestras copas para brindar, de todos aquellos desafortunados (chicos o grandes) que “tal vez” no lo puedan pasar tan bien como nosotros, sea en nuestro país o en el resto del mundo. Reflexionemos, por un momento, que podemos hacer el próximo año, por ellos.

Creamos en el espíritu navideño para poder disfrutarlo a lo largo y ancho del 2004 con todos los que nos rodeen.

Para mí éstas serán unas Fiestas más, de usar y tirar como un pañuelo de papel.
Aunque éste año, más que los anteriores tendré unos recuerdos más claros y vivos de lo que fue mi infancia, mi primer entorno, mis primeros amigos, mi lejana familia, y mi ciudad de nacimiento. Todo ello gracias en parte a “holacaseros.com” a quien descubrí a finales del pasado año y en donde al ver fotos, nombres, planos, y tantos pequeños datos aparentemente insignificantes me han ido ejercitando la mente para recordar momentos, lugares, personas y hechos que pasaron a formar parte de mi propia historia, un pasado presente en mi mente y en mi recuerdo y ahora cada vez, más y más y que espero algún día volver a revivir aunque tan solo sea en parte.
También quiero darle las gracias por los nuevos amigos y paisanos que gracias a “holacaseros.com” he conocido a lo largo del presente año.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!! CASERINOS, y mi deseo de un mejor ¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!! para todos, VECINOS.





Enviá este artículo a un amigo por e-mail.
Comentá este artículo en el foro.

Hotel Familiar
 
  SOBRE NOSOTROS
Contacto      Sugerencias      Colabora      Publicidad      ¿Quienes somos? 

@ Copyright 2001 - www.holacaseros.com
Todos los derechos reservados.