Notas caserinas
  Galería de fotos
  Wallpapers
  Publicaciones
  Historia
  Agenda
  Libro de visitas
  Chat
  El foro
  Clasificados
  Descuentos
  Comercios
  Empresas
  Profesionales
  Oficios
  Salud
  Educación
  Arte y cultura
  Cine
  Medios
  Música
  Deportes
  Tercera edad
  Teléfonos Útiles
  Datos Útiles
  Entidades
  Transportes
  Mapa
  Noticias del día
  Registrar Gratis
  Internet Gratis
  CASEROS - sábado 19 de Octubre de 2019
Dia de la Patria
por holacaseros.com
 



25 de mayo de 1810

Saavedra y Castelli se plegaron al clamor popular y renunciaron. A su vez los cabildantes resolvieron la renuncia de la junta presidida por el virrey y le aconsejaron a éste imponerse por la fuerza. Para lograrlo consultaron a los jefes militares quienes negaron su apoyo. Mientras se llevaba a cabo esta reunión un grupo de patriotas entró por los corredores del Cabildo y, luego de dar fuertes golpes en la puerta cerrada de la sala, manifestaron que "querían saber de qué se trataba". El comandante Martín Rodríguez tuvo que contener a los más exaltados.

Ante la presión popular el Cabildo aceptó la renuncia de la Junta. Un grupo de jóvenes encabezado por Beruti se presentó en la sala de Acuerdos y dio a conocer la nómina de las personas que integrarían la nueva Junta Gubernativa. Además se pedía que, una vez establecida debería enviarse una expedición de 500 hombres al interior.

Los cabildantes exigieron la ratificación de un petitorio firmado por 400 personas. El síndico Leiva se asomó al balcón y al ver solo a un pequeño grupo de vecinos preguntó: "¿Dónde está el pueblo?", a lo que los patriotas respondieron que se tocase la campana del Cabildo o que se llamara a generala y se abriesen los cuarteles. Sin medios para resistir, los cabildantes reconocieron la autoridad de la Junta Revolucionaria.



La versión del Virrey.

"...Había yo ordenado que se apostase para este acto (Cabildo Abierto) una compañía en cada bocacalle de las de la plaza a fin de que no se permitiese entrar en ella ni subir a las Casas Capitulares persona alguna que no fuese de las citadas; pero la tropa y los oficiales eran del partido; hacían lo que sus comandantes les prevenían secretamente y éstos les prevenían lo que les ordenaba la facción: negaban el paso a la plaza a los vecinos honrados y lo franqueaban a los de la confabulación; tenían algunos oficiales copia de las esquelas de convite sin nombre y con ellos introducían a las casas del Ayuntamiento a sujetos no citados por el Cabildo o porque los conocían de la parcialidad o porque los ganaban con dinero, así es que en una Ciudad de más de tres mil vecinos de distinción y nombre solamente concurrieron doscientos y de éstos, muchos pulperos, algunos artesanos, otros hijos de familia y los más ignorantes y sin las menores nociones para discutir un asunto de la mayor gravedad..."

*Archivo General de Indias. Sevilla. E. 122 C.C.L.26, 1810. Carta del Virrey de Buenos Aires donde cuenta a Su Majestad con varios documentos que acompaña, de los sucesos ocurridos en la Capital, en el mes de mayo de aquel año. Buenos Aires, 23 de junio de 1810.




Enviá este artículo a un amigo por e-mail.
Comentá este artículo en el foro.

Hotel Familiar
 
  SOBRE NOSOTROS
Contacto      Sugerencias      Colabora      Publicidad      ¿Quienes somos? 

@ Copyright 2001 - www.holacaseros.com
Todos los derechos reservados.